Vuelta a España

La Vuelta: Chris Froome gana la 17° Etapa

Photo: courtesy
Philippe Huguenin

Photo: courtesy
Philippe Huguenin

Épico final de puerto el que nos brindaron los dos más fuertes de esta edición
El británico suma su primer triunfo en una grande y está a 13 segundos del liderato
Juanjo Cobo se rehizo en los últimos metros y ya está más cerca de Madrid

Chris Froome apretó todavía más la Vuelta a España. El keniata nacionalizado británico se impuso en el duro final de Peña Cabarga para conseguir rascar tiempo al líder de la carrera, Juanjo Cobo. El cántabro sigue de rojo, pero ahora con tan sólo 13 segundos de ventaja sobre el corredor del Sky. La ronda española está en un puño después del final de película que ofrecieron dos ciclistas que se jugarán el triunfo en Madrid en las etapas del País Vasco.

Etapas como la vivida hoy es de las que hacen afición y de las que vuelven a demostrar que estamos ante uno de los deportes más espectaculares del mundo. El final que nos han brindado los dos mejores de esta Vuelta ha sido sencillamente épico. Una lucha encarnizada por las importantes bonificaciones, que podrían ser claves para subir de rojo a lo más alto del podio de Madrid.

Para ello, el Sky quemó una nave, la de Bradley Wiggins, pero consiguió acercarse más a un liderato que sigue en posesión de Juanjo Cobo. El ciclista del Geox era muy consciente de la dificultad de esta etapa, la más larga de esta edición con un total de 211 kilómetros y un explosivo final en Peña Cabarga donde tanto él como Froome detonaron sus mejores armas.

Fue lo más descatado de un día donde hasta entonces lo más anecdótico habían sido los abandonos de Cancellara, Taarame y hasta tres del Movistar como son David López, Konovalovas y Sergio Pardilla, todos ellos aquejados de una infección estomacal que hizo estragos en el seno del equipo telefónico. Tanto retiro no ensombreció una escapada del día formada por Van Avermaet, Kaisen, Bonnafond, Fröhlinger y Petrov, a los que más tarde se unieron Bruseghin, Frank y Moncoutie.

Sin embargo, el gran trabajo de equipos como el Katusha en el descenso del segundo puerto del día, el de Portillo de Lunada (2ª), hizo que la fuga quedara neutralizara y la carrera se abriera de nuevo. Los corredores estaban a punto de comenzar Peña Cabarga, justo donde el año pasado sufrió una caída Igor Antón que le hizo abandonar una Vuelta donde rodaba líder.

Y ya en las primeras rampas de este duro puerto, Daniel Martin se lanzó a la aventura. Bruseghin primero y Sorensen después, lograron darle caza, pero todavía tenían que dejarse ver los 'gallos'. El primero en intentarlo fue Van den Broeck, que se colocó como cabeza de carrera ante la pasividad que había atrás. Pero por poco tiempo, porque Mikel Nieve tomó el mando con un fortísimo ritmo que hizo descolgarse a Wiggins.

Un nuevo intento de Van den Broeck hizo saltar a Juanjo Cobo, al que se le pegó como si fuera su sombra, Chris Froome. El del Sky debía intentarlo y, a falta de menos de 1 kilómetro, se puso a tirar de forma descomunal dejando atrás al del Geox. Pero todavía no estaba todo dicho. Cobo puso ritmo de crucero y logró conectar de nuevo con el británico, al que parecía que dejaría atrás en una de las últimas curvas, pero no fue así.

Froome pareció guardar una última bala en la recámara y la utilizó en los últimos metros para tumbar a Cobo y cruzar primero la meta. Así lograba el botín de las bonificaciones y arañaba 9 segundos en la general de una Vuelta que está más abierta que nunca teniendo en cuenta las tres etapas que nos quedan antes de llegar a Madrid. Igualdad máxima entre dos corredores que cuentan con una victoria de etapa cada uno. Cualquiera puede ganar y los dos lo merecen. Que gane el mejor...


Misschien ook interessant: