Tour de France

Le Tour: Luis Leon Sanchez, el primero triunfador español en la 9° etapa

Photo: courtesy
Guy Dedieu

Photo: courtesy
Guy Dedieu

VOECKLER SE COLOCA COMO NUEVO LÍDER

El murciano cerró una gran escapada con unos metros finales impecables que le hicieron sumar su tercera victoria en un Tour de Francia · Entre los damnificados del día, destacan Vinokourov y Van den Broeck, que dijeron adiós a la ronda gala

Luis León Sánchez se impuso contra viento y marea en la novena etapa del Tour de Francia que transcurría entre Issoire y Saint-Flour sobre un recorrido de 208 kilómetros. El murciano venció en un día que supuso una batalla campal para muchos corredores, con numerosas caídas, abandonos y sustos. El otro campeón del día fue Thomas Voeckler, que logró vestirse de amarillo antes de la jornada de descanso.

Definitivamente, está siendo el Tour de las caídas. La jornada de hoy fue, sin duda, la más peligrosa de todas y donde hubo de todo. Lo más positivo del día para muchos es que mañana la ronda gala descansa y los corredores aprovecharán para descansar y sobre todo, para curar las heridas. Y lo más positivo para el ciclismo español, la victoria de un Luis León Sánchez, que consigue su tercer triunfo en la Grand Boucle tras las conquistadas en 2008 y 2009.

Con un perfil totamente rompepiernas con constantes subidas y bajadas, el pelotón debía afrontar una etapa con hasta ocho puertos puntuables. Como era de esperar, en los primeros compases, se formó una escapada del día formada por Luisle, Voeckler, Casar, Hoogerland y Flecha.

Todos ellos contaron con un importante colchón de tiempo respecto a un pelotón que les dejó hacer. Y es que el gran grupo no estaba para grandes esfuerzos debido a lo mal que empezó el día. Juanma Gárate no tomó la salida y, ya en carrera, una caída dejó fuera de combate a 'gallos' como Van den Broeck o Vinokourov, que tuvieron que abandonar y dirigirse al hospital con rotura de omoplato y fractura de fémur respectivamente. Otros que dijeron adiós fueron Txurruka, Zabriskie o Pavel Brutt.

Pero las desgracias no habían hecho más que empezar. Alberto Contador, que está siendo carne de la mala suerte, sufrió una nueva caída que, afortunadamente, no tuvo graves consecuencias y pudo continuar. Y todavía quedaba el susto grande del día. A falta de menos de 40 kilómetros para el final, un coche de la televisión francesa se cruzó en el camino de Flecha llevándole al suelo y, con él se fue Hoogerland. El holandés, que había asegurado el maillot de la montaña, se salió de pista y quedó descartado para la victoria, al igual que el español.

Quedaban entonces tres en cabeza: Voeckler, que rodaba como líder virtual, Luisle y Casar, que supieron aguantar la escapada. Los dos últimos aprovecharon el tremendo trabajo del primero, que tiró durante buena parte de la etapa para asegurarse el amarillo. Sus opciones para el triunfo del día se reducirían, pero bien merecía la pena cuando lograse enfundarse el maillot de líder.

Así se llegó al último ascenso del día, el de Saint-Flour (4ª), un pequeño repecho de 1,6 kilómetros y 6,1% de desnivel medio donde estaba situada la meta. Fue ahí donde el pelotón quedó muy reducido, pero con los favoritos aguantando. Quedaba por ver quién se llevaría la batalla campal y ese no fue otro que Luisle. El murciano, muy listo, salió al paso de un tímido ataque de Voeckler para lanzar su bicicleta y cruzar en solitario la meta, por delante del nuevo lider de la carrera y de Casar.

Por detrás llegaba un incombustible Philippe Gilbert, que agrandó todavía más su maillot verde, y el resto de hombres importantes, entre ellos Contador, que deberá reponer fuerzas si quiere optar a subir a lo más alto del podio. Queda mucho Tour por delante y, visto lo visto, todo puede pasar. Más aún en etapas como la de hoy, donde el parte de guerra será muy extenso. Mucha suerte a todos los que siguen y a los que no, que vuelvan pronto.


Misschien ook interessant: