Giro d'Italia

Il Giro: Etapa 20 : Kiryienka: Era el mejor modo de recordar a Tondo

Photo: courtesy
Guy Dedieu

Photo: courtesy
Guy Dedieu

Vasil Kiryienka logra la victoria más emotiva de Movistar Team en la cima de Sestriere, final de la última etapa de montaña de un Giro 2011 que concluye mañana en Milán.

Después de cuatro días de intentonas para dedicar el mejor homenaje a Xavi Tondo, al fin Movistar Team ha logrado lo que el pasado lunes, cuando todos sus componentes decidían continuar en el Giro, se conjuraban para conseguir: un triunfo en memoria de su compañero.

El encargado de culminar el enorme trabajo de todo Movistar Team durante toda la semana ha sido Vasil Kiryienka. El bielorruso ha rematado una memorable exhibición en la meta de Sestriere completando una fuga que iniciaba poco después de la salida y que finalizaba 230 kilómetros después tras marcharse en solitario a 40 kilómetros del final y realizar en solitario las ascensiones finales al temible Finestre y a Sestriere. Kiry no sólo ha sido capaz de mantener los cuatro minutos de diferencia con los que iniciaba la subida respecto al grupo de favoritos, sino que la aumentaba hasta presentarse, manos al cielo, con casi seis minutos en la línea de meta. El mejor homenaje para Xavi.

Vasil Kiryienka: "Era el mejor modo para recordar a un compañero de equipo que ha estado con nosotros sólo este año, pero que parecía llevar mucho tiempo. No conocía mucho a Xavi, pero compartí muchos momentos con él en la semana de las clásicas de Lieja y era un apasionado de este deporte. Decidimos que la mejor forma de recordarle era quedarnos en el Giro y creo que hemos acertado porque seguro que a él le hubiera gustado estar en una jornada tan bonita como la de hoy. La forma en la que he ganado, en una etapa de montaña tan dura y con una fuga larga, era un modo que le gustaba mucho a él.

Había ganado en mi primer Giro una etapa parecida, también con 240 kilómetros, montaña… pero hoy ha sido un día más bonito, tanto por el tiempo como por lo que ha significado. Las dos primeras semanas estuve peleando por hacer una buena general, pero el día de la Marmolada pasé una crisis desde el Giau y me ha costado mucho recuperarme porque estuve en deficit muchísimos kilometros.

En Finestre me la he jugado desde muy lejos porque veía que cada vez llevábamos menos tiempo y que el ritmo de la fuga no era el mejor. Estaba un poco nervioso porque me veía bien y sabía que, después de todo lo que habíamos luchado estos días, era la última oportunidad que teníamos para brindarle un triunfo a Tondo. He puesto un ritmo fuerte, luego he acelerado más y nadie me ha seguido. Sabía que era una contrarrreloj hasta la meta y ha salido bien. Tenía unas piernas muy buenas hoy. Además de Xavi Tondo me he acordado mucho de mi familia y de mis niños, a los que voy a poder ver por fin en dos días".


Misschien ook interessant: