Deiá

Entrevista con Luis Leon Sanchez del Rabobank en Mallorca

Photo: courtesy
Guy Dedieu

Photo: courtesy
Guy Dedieu

A SEGUIR CRECIENDO EN EL RABOBANK HOLANDÉS

El murciano se ha estrenado en la Challenge con los nuevos colores de su equipo ·Lleva la puesta a punto más retrasada que otros años, pero ya piensa en la París-Niza como su primer objetivo ·No se obsesiona con las grandes vueltas porque hay "otras muchas carreras

Con una sonrisa por bandera Luis León Sánchez acude puntual a su cita con MARCA. Hemos querido aprovechar el debut del murciano en esta Challenge a Mallorca para que nos analice cómo ha sido su cambio de equipo, sus objetivos para la temporada que recién comienza y de sus planes de futuro.

La madurez ciclista de Luis León le llevó a cambiar los colores del Caisse d'Epargne por los de Rabobank. "Hay trenes que pasan una vez en la vida y hay que cogerlos. A veces es bueno salir fuera de tu país y conocer otra cultura. Es una experiencia que te abre más la mente y de la que estoy aprendiendo mucho", nos cuenta mientras relaja sus piernas sobre un sofá de la recepción del hotel y devuelve todos los saludos que recibe de auxiliares, corredores e, incluso, aficionados que pasan por ahí. Luisle es un tipo querido en el pelotón.

Los últimos meses no han sido fáciles para el ciclista de Mula. Unos problemas personales, la aparición de su nombre en el sumario de la Operación Galgo, un asunto que esquiva sin borrar la sonrisa y perder el gesto amable que le caracteriza, le han perturbado la tranquilidad que buscaba. Sin embargo, su futura paternidad y su nueva vida deportiva, ahora en Rabobank, le han devuelto la alegría. "Desde el primer día el trato que he tenido ha sido exquisíto. Me cuidan muchísimo. Al principio cuesta, sobre todo por el idioma -aunque ya está poniendo remedio a ese asunto a costa de clases particulares de inglés-, pero después te acostumbras. Además, aquí el idioma es internacional y todos tratan de hablar en tu idioma", admite.

Frenado en su puesta a punto

De las muchas novedades que han llegado a su vida, hay una que le tiene más desubicado de lo que a él le gustaría. "Yo estaba acostumbrado a entrenar y correr más de lo que hago aquí. De hecho, he tenido que insistir al equipo para que me dejara correr los cinco días de la Challenge, me están frenando el arranque y eso me cuesta asimililarlo", reconoce. "Aquí el trabajo es diferente al que yo conocía y me piden que no precipite mi punto de forma".

Un pico de forma que ansía coger para disputar la próxima París-Niza, una carrera que se le da bien y en la que ya anotó su nombre como ganador de la misma -en la temporada 2009. "Me viene bastante bien y quiero estar luchando por ella. Además, el recorrido de este año es más apto para mí", reconoce.

Mucho se ha hablado de Luis León Sánchez como futuro ganador del Tour o de una gran vuelta por etapas. Sin embargo, el ciclista murciano reconoce que ya va siendo hora de dejar de pensar en él con la palabra futuro por delante. "Tengo 27 años y no puedo seguir pensando que si en un futuro puedo ganar el Tour o el Giro o la Vuelta. Vamos a ir día a día y si tiene que llegar alguna de estas carreras pues llegarán. El Tour este añ es muy montañoso y ni me lo planteo, pero hay otras carreras como las clásicas, la Vuelta al País Vasco... que también son muy bonitas de ganar" y que no están exentas de prestigio.

En Rabobank, Luisle ha coincidido con grandes campeones como Freire o Gesink entre otros. Sin embargo, hay un joven que ha llamado la atención del muleño. "Michael Matthews", el actual campeón del mundo sub 23 y que sólo cuenta con 20 primaveras. "Es el Freire australiano", dice entre risas. "Pero el Freire en todos los sentidos. Tiene una clase tremenda, pero es igual de despistado que Óscar. El otro día llegó a la etapa y se le habían olvidado las gafas, los guantes... todo en el hotel. Ganará mucho porque tiene una clase tremenda", avisa.

"Ahora me conocen más por ser el hermano..."

Con victorias en el Tour de Francia, en la París-Niza, en la Clásica de San Sebastián o en los Nacionales de contrarreloj entre otros muchos entorchados, no cabe duda que Luis León es un ciclista de sobra conocido. Sin embargo, desde que su hermano Pedro León -con quien se lleva tres años- juega en el Real Madrid muchos le conocen por ser el hermano de... "Sí, la verdad es que se me acerca mucha gente a regalarme cosas del Madrid y hacerse fotos conmigo con algún motivo del Real Madrid. No cabe duda que lo que mueve el fútbol no lo hace otro deporte. Yo lo llevo bien. Es un honor que mi hermano juegue donde juega", concluye antes de ir a reponer fuerzas de cara a su última jornada en la Challenge.


Misschien ook interessant: